La nueva Ley 1/2019, de 20 de febrero de 2019, de Secretos Empresariales (LSE) que entró en vigor el 13 de marzo de 2019, y a la que ya dedicamos un post con las novedades en materia mercantil, también contiene una serie de disposiciones, que pueden haber pasado inadvertidas en el conjunto de la ley, pero tienen relevancia en el ámbito laboral, dada la facilidad que tienen los trabajadores de acceder de forma directa e inmediata a la información y conocimientos que pueden constituir secreto empresarial.

Esta vez el Gobierno no se ha hecho tanto de rogar y ha publicado en el BOE de 12 de marzo el siguiente “decreto social” de los anunciados por el Gobierno: El Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad  laboral en la jornada de trabajo, en vigor (con algunas particularidades que se dirán) desde el día 13 de marzo y que, en resumen, recoge: MEDIDAS DE PROTECCIÓN SOCIAL Y DE FOMENTO DEL EMPLEO INDEFINIDO MEDIDAS DE LUCHA CONTRA LA PRECARIEDAD LABORAL EN LA JORNADA DE TRABAJO MEDIDAS RELACIONADAS CON EL SISTEMA NACIONAL DE GARANTÍA JUVENIL DOTACIÓN DEL FONDO ESTATAL PARA LA INTEGRACION DE LOS INMIGRANTES ¿NUEVO ESTATUTO DE LAS PERSONAS TRABAJADORAS?