mini-carles Por Carles Picher Pelechá Actualmente los clientes demandan cada vez más un asesoramiento que englobe todas las áreas que puedan verse afectadas cuando se encuentran inmersos ante un problema que requiere de un servicio jurídico. Es necesario contar con despachos multidisciplinares para dar soluciones globales a problemas puntuales, y en el caso de los procedimientos de separación o divorcio, es insuficiente el asesoramiento centrado única y exclusivamente en la elaboración del convenio que va a regular las futuras relaciones paternas filiales. A menudo el apartado tributario o de la fiscalidad es olvidado por los profesionales y es un aspecto de suma importancia como veremos a continuación.