El Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia por la que reconoce el derecho al reintegro de las cantidades que las entidades bancarias cobraron de más por las cláusulas suelo desde el momento de la firma de la hipoteca y no únicamente desde el 9 de Mayo de 2013, como había declarado hasta ahora el Tribunal Supremo.