Tras el reconocimiento por parte de los fabricantes de camiones de las marcas DAF, Daimler-Mercedes Benz, Iveco, Man y Volvo-Renault, de haber conformado un cartel atentando contra la libre competencia y la posterior sanción impuesta por la Unión Europea, se ha abierto la posibilidad de que los consumidores puedan recuperar, estimamos, entre un 10% y un 20% del precio de adquisición de cada vehículo en compensación al importe que pagaron de más en su momento.